Monday, March 26, 2012

Infopyme #99 Lecciones del libro "Great by Choice" de Jim Collins



Lecciones del libro Great by Choice de Jim Collins

Mitos y realidades que hacen grande a una empresa

Autor: Mauricio Rodriguez

Agradezco a mi amiga Lina Chevalier obsequiarme este magnifico libro.

Jim Collins continúa produciendo libros de negocios de gran alcance.
Recordamos su clásico Build to last, en coautoría con Porras y Good to Great.

Ahora nos ofrece un libro basado en 9 años de investigación en el que compara el desempeño de una decena de empresas que superan a sus pares por más de 10 veces en periodos de al menos 10 años.

Lo más interesante son las lecciones que obtenemos y los mitos que se derriban con investigaciones profundas como las que realiza el Sr. Collins y su equipo de trabajo.

Me gustaría comentar los mitos que se derribaron con esta investigación que fácilmente podemos aprovecharlos en nuestras empresas.

Mito: Los grandes líderes son más visionarios, arriesgados y audaces.
Hallazgo: La investigación demostró que no, pero sí descubrieron que eran personas más disciplinadas, empíricas y prudentes.

A partir de este hallazgo desarrolló un modelo que analiza cómo se tendieron e implementaron estas características en las empresas.

Mito: La innovación distingue a las mejores empresas.
Hallazgo: Aunque las grandiosas empresas son innovadoras, no es lo que las distingue de las otras empresas analizadas, ya que estas también innovaron incluso en algunos casos más. Lo que distinguió a las grandiosas empresas fue su habilidad para escalar la innovación lo que requirió una combinación de creatividad y disciplina.

Este hallazgo es particularmente interesante y tiene afinidad con lo que mencionaba Ferran Adriá en su conferencia que reflexionamos la semana pasada. Y me gustaría destacar que vuelve a aparecer la importancia de la disciplina.

Mito: En este mundo de cambios acelerados o eres muy rápido o estas muerto
Hallazgo: Las empresas grandiosas no mostraron que siempre es necesario mantener cambios acelerados, más bien es necesario hacer los cambios que se necesitan oportunamente.

Mito: Cambios radicales en el entorno me obligan a cambios radicales internos
Hallazgo: Las empresas grandiosas cambiaron menos internamente que las empresas con que fueron comparadas.
Mito: Las empresas grandiosas tienen buena suerte o mejor suerte que sus pares
Hallazgo: La suerte de todas las empresas estudiadas fue similar. Todas tuvieron eventos que pueden ser referidos como buena suerte o mala suerte. Lo que distingue a las grandiosas empresas es como responden a los eventos que se les presentan.

De manera muy interesante Collins definió la suerte como un evento que es independiente a las acciones que realiza la empresa, que tiene consecuencias importantes buenas o malas y que es impredecible.
Y finalmente concluye con la creación de un concepto que llama ROL (return on luck) que es aquello que obtienen las empresas a partir de los eventos clasificados como suerte, buena o mala. Incluso dice que pudiera ser el ROL algo tan importante como el ROI (return on investments) para medir el desempeño de una empresa. Y señala que las grandiosas empresas se distinguieron por maximizar el ROL a diferencia de las otras empresas.

Un gran libro que marcara una época y que seguiremos analizando.

Tuesday, March 20, 2012

InfoPyME # 98 Reflexiones de la Conferencia del Chef # 1 del Mundo Ferran Adriá

Reflexiones de la Conferencia del Chef # 1 del Mundo
Ferran Adriá

Ferran Adriá. La experiencia de un chef empírico.

Por: Mauricio Rodriguez


Siempre es interesante conocer a un personaje que ha llegado a ser el número uno a nivel mundial en su campo. En el último año he tenido la oportunidad de presenciar al Dalai Lama, a L. Messi en el Estadio Azul y ahora este 13 de marzo ser de los privilegiados de presenciar la conferencia de Ferran Adriá.

Agradezco a la Canirac su invitación a este evento y felicito a todos los organizadores que lograron llenar el auditorio nacional, con más de 7,000 personas.

Primero quiero destacar que la audiencia estaba formada en su mayoría, por estudiantes que vinieron de diferentes estados del país, y estoy seguro que nunca olvidarán este evento por la inspiración que seguramente habrán obtenido.

Adriá, como él mismo dijo, no fue a dar una clase, sino a compartir una experiencia. Aclaró que no estudió una carrera universitaria, pero que da clases en Harvard y entre los reconocimientos que ha recibido se encuentran varios doctorados honoris causa.

En principio nos mostró una naranja y preguntó si alguno sabia cuantas especies diferentes de cítricos hay en el mundo, y después de aclarar que son más de 300 tipos, retó a los estudiantes a que cualquiera que supiera preparar 5 platillos con la naranja que se da en Singapur, subiera al escenario. Obviamente nadie siquiera pensó en levantarse de su lugar.

Continuo diciendo que el no sabe nada de cocina, corrigió, bueno  tal vez solo un poco más que los demás. Y precisó, que así como en la cocina, en la mayoría de las disciplinas el conocimiento es tan amplio, que debemos mantener un espíritu de humildad ante todo lo que tenemos por descubrir.

Mostró luego un jitomate y dijo que la única cocina natural es tomar el jitomate de la planta y darle una mordida, y que hay que hacerlo para conocer los alimentos en su estado natural. De ahí partió para mostrar un jitomate pelado y luego cortado, después con sal y aceite y finalmente como jugo, o prensarlo y luego combinarlo, etc. etc. Y a todo este proceso de manipulación y combinación es a lo que le llama cocinar.

Habló mucho de la innovación en la presentación de los platillos, en las técnicas de cocina, en las asociaciones de alimentos en lo importante que es la continua búsqueda de nuevas formas de hacer las cosas. Y enfatizó que eso lo debemos hacer todos, que el era un chico de barrio y que si él ha podido cualquiera puede, claro que se requiere pasión.
Y reiteró, innovar no es algo extraordinario o que debe estar limitado a unos cuantos, sino que todos estamos dotados de la capacidad creativa y las herramientas necesarias para innovar.

A los muchachos les sugirió que siempre pidieran consejos de otros, sobre todo de aquellos que han tenido experiencias en cada campo. Ejemplificó con poner un restaurante, dijo que no es fácil y que los consejos son muy valiosos pero que no dejaran que nadie los atemorizara o los desanimara.

Reconoció a Steve Jobs por hacer cosas tan bellas como las tablets o los i-phones y dejo claro que no hace falta ser el inventor como es el caso del teléfono celular, sino es más importante conceptualizarlo para que sea atractivo y útil.

Habló de los últimos 3 minutos de existencia de su Restaurante el Bulli, reconocido como el mejor del mundo, con todos los premios posibles y  al cual se tenía que hacer reservación con meses de anticipación para lograr una mesa y explicó por que decidió cerrarlo en su plenitud. En un video mostro esos últimos minutos del restaurante, sirviendo el último plato en medio de una gran celebración y algarabía y todos abrazándose y los clientes aplaudiendo y no parecía el final de algo sino el principio.

Así fue como presento su Fundación El Bulli con todo un plan arquitectónico sustentable donde irán a vivir por varios meses personas que tengan algo que aportar y algo que aprender de la cocina y como compartirá todo lo que descubran a través de internet en tiempo real utilizando las más avanzadas tecnologías.

Finalmente nos recomendó que una persona debería de buscar su felicidad y eso le traería el éxito. El camino opuesto, es decir buscar el éxito, sacrificando cosas muy importantes como valores familiares, éticos y profesionales, no traerán la felicidad.

Realmente una persona sencilla, admirable que nos ha dejado con su plática, grandes enseñanzas  acerca de los hombres y mujeres que están transformando el mundo en algo mejor.